RELACIÓN DOLOR vs. EJERCICIO FÍSICO

RELACIÓN DOLOR vs. EJERCICIO FÍSICO

Como ya hemos escuchado infinidad de veces, el ejercicio físico tiene una estrecha relación con el dolor, además de la capacidad de producir muchos beneficios para la salud en general.

Seguro que conoces o has escuchado acerca de la mejora de la circulación sanguínea, del aumento el metabolismo basal ayudando a controlar el peso corporal y el riesgo de padecer hipertensión, diabetes y/o enfermedades cardiovasculares, entre otras. Pero hay uno de los beneficios del ejercicio físico que probablemente no conocías…

¿Sabías que el ejercicio físico puede ayudar a que tengas menos dolores?

Suena raro, ¿verdad? En ocasiones existe la creencia que asegura que el ejercicio físico (por sí solo) puede llegar a provocar mayores dolores corporales debido al aumento del movimiento corporal al que se ven sometidas nuestras articulaciones, pero no es así y os comento por qué.

En un estudio realizado en Copenhagen con 198 personas que diariamente trabajaban en una oficina y que presentaban el factor común de dolor cervical crónico, se vio que a través de la realización de una serie diaria de ejercicios localizados en la musculatura cervical de tan sólo 12 minutos fue capaz de disminuir el dolor cervical significativamente y además disminuir la sensibilidad al dolor de zonas que no fueron trabajadas. Es decir, con la implantación de un programa reducido de tan solo 12 minutos de ejercicios específicos, no solo se redujo significativamente el dolor cervical, sino sensibilidad a la aparición de otros dolores característicos de este tipo de poblaciones.

Captura de pantalla 2018-03-20 19.43.18

¿Es o no es alucinante?

Lo más impresionante es que otro grupo dentro del mismo estudio hizo solamente 2 minutos de los mismos ejercicios diarios y, con tan solo 2 minutos de su tiempo diario, obtuvieron igualmente resultados positivos, aunque en menor intensidad.

87637518

Cuando nos paramos a analizar con detenimiento cómo responde nuestro cuerpo ante el ejercicio físico (por poco tiempo que se invierta), nos percatamos de lo agradecido que puede llegar a ser nuestro organismo.

¿Por qué suceden esto?

Cuando realizamos un programa de ejercicio físico nuestro organismo sufre adaptaciones que afectan a todo el cuerpo de manera general ayudando a controlar síntomas que creíamos que sólo un tratamiento específico podría solucionar.

¿Sufres dolores en el cuello o lumbares por el trabajo?, ¿Pasas mucho tiempo sentado y sufres las consecuencias? La mejor solución a largo plazo es el ejercicio físico, siempre y cuando se lleve a cabo bien ejecutado y con la dosis adecuada. Aunque no olvidemos que a corto plazo, la solución sigue estando en manos de un buen tratamiento manual de un fisioterapeuta profesional.

Ahora ya lo sabes 😉

“THE GOOD EXERCISE IS THE BEST MEDICINE”

Autor: Daniel Silva Ribeiro. Fisioterapeuta y Quiromasajista.